Sobre el trabajo

El trabajo no es más que la medida de la capacidad de las personas de influir sobre su entorno para adaptarlo a sus necesidades. Cuanto más inhóspito es el entorno, mayor cantidad de trabajo será necesaria para adaptarlo a nuestras necesidades. Cierto es que nuestras necesidades cambian con el tiempo, por lo que quizá el trabajo será algo con lo que tendremos que convivir siempre. Incluso en la tierra de la que mana leche y miel alguno trabajará para tener aire acondicionado.

Por cuestiones históricas, culturales o lo que sea se ha transformado la visión que tenemos del trabajo hasta verlo casi como un bien. Las personas necesitamos trabajar. Atención al verbo: necesitamos. Necesitamos muchas cosas, pero ciertamente no necesitamos trabajar. El trabajo es todo aquello que hacemos para procurarnos los bienes y servicios necesarios para llevar la vida que queremos.

Pero en nuestra cultura el trabajo se ha convertido en un fin en si mismo.

De hecho, muchas veces el trabajo se entiende como algo concreto. El trabajo para un tercero. Preferiblemente en una organización que nos de cierto status. Porque otra cosa en la que se ha transformado el trabajo es en un vector de status. Eres aquello en lo que trabajas. No exactamente aquello que haces sino aquel puesto que desempeñas en una organización concreta. De esta manera se va separando el trabajo de su fin original. Se convierte en un concepto. Un objeto cultural con unas características concretas.

En un bien que se obtiene de manera indirecta. El trabajo te lo dan. Ya no es aquella actividad por la que manejas tu entorno. No. Es algo de lo que eres merecedor si cumples determinadas condiciones. Se ha convertido en un instrumento de control. Si no eres de determinada manera no tendrás derecho a un trabajo, por lo que no tendrás derecho a status. Te convertirás en un paria.

Y quizá esta sea la razón que empuja a tres personas a irse a un escenario de guerra por un salario, que según he leído por ahí, no les cubre los gastos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *